t4/ NO HAY BANDA/ MARTÍN FLORES CÁRDENAS

Un dramaturgo y director argentino acepta una invitación a estrenar su próximo trabajo en un festival en brasil. pero esa obra en realidad no existe. no hay banda propone revisar el proceso de escritura y montaje de una obra preguntándose sobre los límites de la existencia y la representación.

NO HAY BANDA/ MARTÍN FLORES CÁRDENAS

 

nuestras obras de alguna manera son un error, un desfase entre el propósito del autor y el resultado.
asumirlo puede ser un acierto. en esa distancia que hay entre el deseo y su consecuencia viven
los rasgos que definen nuestro lenguaje. Esas intenciones suspendidas configuran una obra
utópica, esa que siempre vamos a querer escribir.


en esta obra (o quizá sería más justo decir, en estos tiempos), flores cárdenas se propone
investigar sobre el punto cero del fenómeno treatral. en definitiva, el propio cuerpo. se podría
decir que el cuerpo del autor siempre entra en juego en escena. es el que imagina ese futuro vuelto
presente como una premonición o una profecía; esa figura disociada que está sin estar. como su voz,
la obra es una extensión del cuerpo del autor, radiación del de carne y hueso. ese lugar
absoluto, despiadado, que teclea, se convulsiona, respira y envejece. el que necesita crear para
existir, para comer y pagar las cuentas. un cuerpo que vive de los cuerpos que evoca. evocar a
quienes ya no son para poder ser. ¿qué pasa cuando se le presta el cuerpo a la ausencia? ¿qué
nace con la muerte? escribir constituye un acto de descubrimiento. en no hay banda veremos a un
escritor experimentando con su cuerpo, actor principal de toda utopía.

 

TEASER

 

FICHA TÉCNICA

en escena martín flores cárdenas
diseño de iluminación matías sendón
diseño espacial ruslan alastair silva
música original fernando tur / martín flores cárdenas
colaboración en vestuario lara sol gaudini
producción audiovisual pablo camaití
producción de sonido ramiro vergara
fotografía nora lezano / lu tomas
colaboración en texto santiago loza
operación daniela korovsky
producción valeria casielles
dramaturgia y dirección martín flores cárdenas

 

duración 50 minutos.