t4/ IBÁÑEZ/ SERGIO BORIS

Ibáñez sospecha que su novia lo va a abandonar y que también lo van a echar del almacén donde trabaja: se quedó ciego hace una semana. Aturdido y desesperado por recuperar la fe, llega a un club de no videntes al que hace mucho no va nadie. Allí, Sosa -ciego de nacimiento- y Romero -ciego desde hace quince años- resisten como ecos fantasmales de una existencia siniestra y atontada. Todo cambió. El braille es difícil de aceptar y el pasado engaña. “Ciego he sido creado, no privado de algo, sino dotado de ceguera”. Brindando por un plan que lo salvará, Ibáñez se arroja a la voz de la traición.

ACERCA DE LA FORMA:

 

Ibáñez nace a partir de dos necesidades. Una: el deseo de generar algún tipo de teatralidad, a pesar de todos los condicionamientos que la peste introdujo en la escena. Y la otra: la posibilidad de crear una obra nueva a partir de La Bohemia, estrenada en el 2001. Se hizo una primera aproximación, bajo los protocoles españoles para el FIT de Cádiz, noviembre 2020. El mundo de estos tres personajes ciegos nos volvía a interpelar.

 

El proceso de trabajo empezó cuando nos encontramos con un procedimiento, que apareció por el límite del COVID19, que nos abrió la puerta para transformar aquella obra. De cambiarle la perspectiva, el foco, viendo la escena desde los ojos ciegos de Ibáñez, uno de los tres personajes. Y fue el procedimiento mismo, el que empezó a pedirnos cambios, modificaciones, nuevos momentos, profundizando, de una manera orgánica y dramática, en un núcleo que no había aparecido antes: lo fantasmal. Por eso, decimos, que Ibáñez es una mutación.

 

Sobre el procedimiento: Un actor en escena que se vincula con voces. Un personaje -Ibáñez- que por su reciente ceguera supone que esas voces son personajes de carne y hueso. De los otros dos -Sosa y Romero- solo se escuchan sus voces y los sonidos que ellos producen con los objetos. Para lograrlo, estas voces fueron grabadas y mezcladas bajo el sistema de audio 5.1, que genera una dinámica espacial de sonido como si los cuerpos estuvieran moviéndose en la escena. Un actor presencial, pero a la vez, tres personajes en vinculación.

 

Y vinieron las preguntas: ¿Las voces son fantasmas que están en la cabeza de Ibáñez o por fuera de ella? ¿Es Ibáñez quien al comprender que no tiene ya nada que lo espera en el mundo real necesita afirmar ese mundo fantasmal? ¿Es Ibáñez alguien que finalmente va sintiendo que solo son fantasmas y sin embargo apuesta? Y por último: ¿Es Ibáñez el público que se ha quedado ciego porque no puede ver a los personajes y solo oírlos, como él?

 

 

 

FICHA TÉCNICA:

Duración de la obra: 65´

Actores: Sebastián Mogordoy, Darío Levy (Voz), Martín Kahan (Voz)

Escenografía y vestuario: Gabriela A. Fernández

Iluminación: Matías Sendón  

Sonido: Mariano Palmadessa

Estudio de sonido: El cono del silencio

Asistente de producción: Carolina André

Fotografía: Sofía Ciravegna  

Producción: Maxime Seugé, Jonathan Zak

Asistencia artística: Adrián Silber

Dramaturgia y Dirección: Sergio Boris 

 

 

Sergio Boris
Actor, director, dramaturgo y docente.


Trabajos como director y dramaturgo:

Artaud comenzó en 2020 su sexta temporada en el teatro Timbre 4 de Buenos Aires. En 2019 participó en el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires (FIBA), en el CDN Aubervilliers de París y Festival de Otoño de Madrid. Fue convocada por el Festival MIT de San Pablo y el Festival Iberoamericano de Porto.
 

Viejo, solo y puto realizó siete temporadas en Buenos Aires en los teatros Callejón, Beckett y Timbre4. Obtuvo el premio Getea Mejor dirección (2013), Mejor actor y Mejor espacio. Participó de festivales y temporadas en Montpellier, Bordeaux, Lille, Kunstenfestival de Bruselas, Festival Kauze de Rotterdam, Temporada alta Girona, Teatro Garonne de Toulouse, Theatre La Commune Aubervillers de París, Festival Cena Río de Janeiro, Teatro Solís de Montevideo, Teatro Central de Sevilla, Scene Nationale du Pays de Montbeliard, CDN de Madrid (2016), Teatro María Matos y Teatro Rivoli (Portugal, 2017) y Festival de Artes Escénicas (Lima, 2018).
 

El Syndrome fue realizada con alumnos de la École Supérieure de Théâtre Bordeaux Aquitaine y presentada en el Festival de Avignon (2015).
 

El sabor de la derrota se presentó en el Teatro Gral. San Martín (2004), Espacio Callejón (2005). Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) y Festival Estival San Martín de los Andes.
 

El cadáver de un recuerdo enterrado vivo y El perpetuo socorro fueron creadas junto a alumnos egresados del IUNA. El cadáver de un recuerdo enterrado se presentó en Blumenau y Belo Horizonte, obteniendo en este último destino el Primer Premio (2007).
 

La Bohemia Ganó el Primer Premio del Concurso Nacional de Dramaturgia Fondo Nacional de las Artes (1998), Premio estímulo a la calidad artística Instituto Nacional de Teatro, Premio Revelación Trinidad Guevara a la Dirección (2002) y Primer Premio Teatro del Mundo (2001/2002) a la Dirección y a la Dramaturgia. Realizó tres años de funciones en Buenos Aires. Participó en FIBA (2003), Festival de Manta, Guayaquil, Quito, Curitiba, Londrina y San Martín de los Andes.

Como actor participó en las obras El pecado que no se puede nombrar y La pesca, dirigidas por Ricardo Bartis. Un enemigo del pueblo con dirección de Sergio Renán, en el Teatro Gral. San Martín. El pan de la locura con dirección de Luciano Suardi en el Teatro Regio del Teatro Gral. San Martín y En lo alto para siempre de Camila Fabbri y Eugenia Pérez Tomas, en el Teatro Nacional Cervantes, entre otros.
Trabajos como actor:
En cine actuó en Diablo de Nicanor Loreti, Lumpen de Luis Zembrowski, Mientras tanto de Diego Lerman y El abrazo partido de Daniel Burman, entre otros.


Como docente dicta talleres anuales y seminarios intensivos en la Argentina. Y en el exterior: Festival Río de Janeiro, Centro Dramático Nacional (Madrid), Teatro Fronterizo y Umbral de Primavera (Madrid), Teatro La Abadía (Madrid), Teatro Rivoli de la ciudad de Porto, Transdrama (México), Festival Internacional de Artes Escénicas de Montevideo (FIDAE), Theatre La Commune de Aubervilliers de París.